Algunas de mis actuaciones por la Comuna de Purranque Narrado por Emilio Held, 1994. Desde que conocí Purranque en 1912, este pueblo siempre permanecía en estado de abandono muy lamentable. Los habitantes debían arreglar por su cuenta las calles, que todas eran de tierra y ninguna ripiada, en algunas calles se tendían planchados