Categoría: Mis Memorias

Narración autobiográfica; anécdotas, recuerdos.

Mamá

Tenía 33 años cuando repentinamente perdí a mi adorada Mamita, fue tan grande mi dolor y desolación… no imaginaba el resto de mi vida sin ella. Le reclamé a Dios y él la reemplazó hablándome al corazón, y me la manda en sueños donde la veo y abrazo. Gracias Mami.